Nueva caravana migrante supera a policías y cruza a Guatemala

* Miles de personas hondureñas rompieron los cercos policiales en la frontera para pasar a territorio guatemalteco en su camino hacia Estados Unidos.

La caravana de miles de personas hondureñas, que este viernes salieron del norte de su país con el objetivo de llegar a Estados Unidos, rompió esta noche de manera violenta dos cordones policiales en el punto aduanero El Florido y cruzó a territorio guatemalteco.

Agencias internacionales constataron que en el incidente hubo lesionados entre policías y migrantes. Uno de los agentes hondureños, que estaba al frente del primer retén, fue herido en la cabeza con una piedra, mientras que -en territorio guatemalteco- una mujer cayó desmayada en el momento en el que alrededor de 2,000 migrantes estaban frente a frente con las fuerzas del orden del vecino país.

La caravana migrante, que en las últimas horas del día había llegado al punto El Florido, luego de descartar irse por Agua Caliente, en el departamento de Ocotepeque, superó ampliamente en números a los policías de los dos retenes hondureños y entonando el himno nacional cruzaron a Guatemala.

Del lado de Guatemala, los grupos de migrantes llegaron hasta el primer cordón policial, que no estaba armado y les pedían que se ordenaran. Además, les reiteraban que -para seguir en su ruta- tenían que registrase y mostrar una prueba de que no están contagiados con COVID-19.

En el segundo cordón de seguridad guatemalteco, la prensa internacional constató que elementos sí llevan armas y que -en los predios del punto aduanero guatemalteco- hay tanquetas en apoyo a las fuerzas de seguridad.

Cuando se esperaba que la caravana de migrantes –conformada por hombres, mujeres, niñas y niños- lograría un acuerdo para continuar su rumbo a primeras horas del sábado, un nutrido grupo, entonando el himno nacional de Honduras, se enfrentó al primer cordón policial y rápidamente hizo lo mismo con el segundo, con lo que cruzaron a suelo guatemalteco.

Durante el incidente -que duró pocos minutos- fueron lanzados piedras y palos y varias personas, entre policías y migrantes, resultaron lesionadas en suelo hondureño.

Las autoridades hondureñas no han informado del incidente que se registró hacia las 20:00 horas locales, pocas horas después de que los grupos de migrantes llegaron a El Florido.

El Florido se localiza en el departamento de Copán, a once kilómetros del sitio arqueológico maya de Copán Ruinas, uno de los principales sitios turísticos de Honduras.