Te explicamos cómo se prepara la vacuna de Pfizer antes de ser aplicada

La vacuna sobrevive hasta 5 días después de ser descongelada, según una publicación.

La vacuna contra el Covid-19, requiere de medidas y acciones específicas para ser aplicada y que sea eficiente, según un documento que explica los 8 pasos que debe seguir una enfermera o enfermero en el proceso de vacunación publicado por Redacción Médica.

El frasco que contiene el ingrediente activo debe ser descongelarlo para proceder a la disolución. Para ello, hay que poner la dosis a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados. “Un envase de 195 viales puede tardar 3 horas en descongelar”. Con este procedimiento la vacuna aguanta hasta 5 días.

También puede acelerarse exponiéndolo a 25 grados durante 30 minutos, pero en este caso se debe suministrar de inmediato pues con este procedimiento la dosis solo dura 2 horas.

Una vez descongelado se debe mover el frasco invirtiéndolo unas 10 veces para mezclarlo y nunca debe ser agitado. “Antes de la disolución la vacuna debe presentarse como una solución blanquecina sin partículas visibles. Si hay partículas o decoloración se debe desechar la vacuna”, explica el documento.

Para completar la disolución, se debe inyectar en el frasco con la vacuna 9 mg de cloruro de sodio y posteriormente equilibrar la presión extrayendo 1,8 mililitros de aire y una vez inyectado el cloruro de sodio se repetirá el proceso de invertir el frasco 10 veces sin agitarlo.

Se debe comprobar que la solución resultante no cuenta con ninguna partícula visible o decoloración. Si es así, la dosis estará correcta para ser inyectada en una persona y se marcará la hora a la que ha sido diluida y almacenada.

De cada ampolleta, se pueden extraer 5 dosis de 0,3 ml. “Retire la dosis requerida de 0,3 ml de la vacuna diluida usando una aguja y jeringa estériles y deseche cualquier vacuna no utilizada dentro de las 6 horas después de la disolución”, según el documento.

Una vez preparada el personal suministrará la dosis por vía intramuscular en el deltoides, es decir en el brazo. «Nunca se debe hacer por vía intravascular, subcutánea o intradérmica», revela el documento publicado.