Aprueban en España la ley de eutanasia, aún falta la aprobación del Senado

Sólo las personas mayores y bajo ciertas condiciones pueden solicitarla...

Este jueves el Congreso de España aprobó la ley de eutanasia, con lo cual se incluirá en el Sistema Nacional de Salud, la ayuda médica para morir bajo ciertos requisitos.

Una vez que entre en vigor, si es que es aprobada por el Senado y promulgada, sólo las personas mayores de edad que padezcan una enfermedad grave e incurable o un padecimiento grave, crónico e imposibilitante que cause «un sufrimiento físico o psíquico intolerable» sin posibilidad de curación o mejoría podrán solicitar ayuda médica para morir.

El paciente debe solicitar esta “ayuda” al menos 4 veces, dos deberán ser solicitudes por escrito, con una separación de al menos quince días entre ambas, aunque el médico puede acortar este plazo si cree que existe un riesgo «inminente» de «pérdida de la capacidad» del enfermo para otorgar el consentimiento informado.

El solicitante de la prestación de ayuda para morir podrá revocar su solicitud en cualquier momento o pedir su aplazamiento.

Una vez recibida la primera solicitud, el médico responsable, en el plazo máximo de dos días, realizará con el paciente un proceso deliberativo sobre su diagnóstico, posibilidades terapéuticas y resultados esperables, así como sobre posibles cuidados paliativos, hecho que se repetirá tras la segunda solicitud.

Tras ese proceso se volverá a preguntar a la persona si desea desistir o continuar con su solicitud. El médico responsable deberá consultar entonces el caso con un médico consultor, que tendrá un plazo de 10 días para corroborar el cumplimiento de las condiciones.

Una vez aprobada, el paciente puede decidir si le aplican una solución que provoque la muerte o se lo recetan para autosuministrárselo, lo cual puede ejecutarse tanto en un hospital como en su domicilio.

Los médicos tienen a salvo su derecho de objeción de conciencia.