La estrategia del prófugo Roberto Sandoval: no dejar el mínimo rastro

Ante falta a audiencia, Ministerio Público debió solicitar a juez orden de aprehensión...

Tal y como se preveía, este miércoles debió dictarse la tercera orden de aprehensión en contra del ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda, para el caso, como probable responsable del delito de falsificación de documentos en general.

La audiencia inicial en que la Fiscalía General del Estado (FGE) le formularía imputación, en la sala 2 del Centro Regional de Justicia Penal en Tepic, fue encabezada por el juez de control Guillermo Agustín Romero Ríos, el cual, ante la ausencia de Sandoval y sus abogados, pidió a una asistente que verificara si se había recibido algún justificante u otro documento relacionado con el ex gobernador. La respuesta fue negativa.

Dos defensores públicos fueron llamados para cumplir con la garantía de defensa.
En su oportunidad, un abogado que asiste a las víctimas solicitó que se hicieran efectivos los apercibimientos contra el ausente.

Verificado que sí se cumplió con la notificación, incluso a través de correo electrónico proporcionado por la defensa particular, el juez decidió que la audiencia debía continuar de manera privada, quedándose únicamente los agentes del Ministerio Público.

Víctimas y asesores, así como defensores públicos, abandonaron la sala. Se trata de una situación que se presenta cuando la representación de la Fiscalía solicita al juez que se gire una orden de aprehensión. La audiencia, dentro de la causa penal 850/2020, habría transcurrido en menos de media hora.

Se presume que el ex gobernador incurrió en falsificación de documentos para quedarse con 58 hectáreas ubicadas en el ejido Aután, municipio de San Blas, y que le reclaman una pareja como parte ofendida.

En esta ocasión, la estrategia de defensa de Sandoval Castañeda optó por no dejar el mínimo rastro.

*Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com