Pierde la vida humilde vendedor de tamales en manos de la policía de Guanajuato

"Ayúdenme, ayúdenme" suplicaba el comerciante mientras los policías con una rodilla en su cuello lo sometían.

Un vendedor de tamales murió, presuntamente por los golpes que le propinaron elementos de la Policía Ministerial de Guanajuato que lo detuvieron la tarde del lunes en el Barrio de la Resurrección, de la ciudad de Celaya, difunden diversos medios.

Se trata de Juan Carlos Padilla Aranda, de 54 años, quien fue trasladado al Hospital General por los mismos agentes ministeriales, pero llegó sin vida al servicio de Urgencias.

De acuerdo a los videos que circulan, los agentes le cerraron el paso cuando se dirigía al mercado en compañía de su esposa y su hija a vender sus tamales.

Los policías sometieron a Juan Carlos poniéndole una rodilla en el cuello mientras que él suplicaba ayuda.

El fiscal General del Estado, Carlos Zamarripa Aguirre, informó que los elementos de «bajo condiciones de oposición de un tumulto cumplimentó una orden de aprehensión en Celaya».

En sus redes sociales informó que los agentes han sido detenidos y su actuar será investigado a fin de esclarecer la mecánica de los hechos.