Miles de seguidores de Trump se reúnen en Washington para denunciar “fraude”

• Personas llegadas desde distintos puntos de Estados Unidos se manifestaron al grito de “¡Cuatro años más!”. El presidente los saludó cuando salió de la Casa Blanca para ir a jugar golf.

Desde primera hora de este sábado, miles de seguidores del derrotado candidato republicano y presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunieron en el centro de Washington DC para protestar contra el presunto fraude electoral que, dicen, se cometió en los comicios del pasado 3 de noviembre. El propio mandatario salió en su vehículo para saludar a los manifestantes. Cabe recordar que, a la fecha, no se han presentado pruebas de este supuesto fraude.

Convocados por grupúsculos de ultraderecha, los manifestantes avanzaron por las calles ataviados con gorras y camisetas de la campaña electoral del presidente de Estados Unidos con el lema «Make America Great Again”. El convoy presidencial, que se dirigía desde la Casa Blanca hacia un campo de golf, pasó frente a la Freedom Plaza, donde entusiastas seguidores gritaban «¡Cuatro años más!, ¡Cuatro años más!” o «¡USA!, ¡USA!”. Muchos de ellos agitaban banderas de «Trump 2020” y algunos portaban pancartas en las que podía leerse «Mejor presidente de la historia” o «Detengan el robo”.

El presidente saliente, que hasta el momento no ha reconocido su derrota en las elecciones pese a que esta jornada se cumple una semana desde que las proyecciones de los principales medios de comunicación dieran como ganador al demócrata Joe Biden, sonrió y saludó a sus seguidores. «Lo vimos a lo lejos (a Trump), vinimos temprano, estábamos en medio de la multitud y apareció”, explicó a la agencia EFE Terrelen, de 54 años, quien dijo haber asistido a la manifestación para apoyar al republicano y «respaldar el estilo de vida estadounidense, la libertad, la democracia y la protección de las elecciones legales”.

«La elección más segura de la historia”

Muchos de los manifestantes, en su mayoría de raza blanca y de todas las edades, no llevaban mascarillas para protegerse del COVID-19, pese a que EE.UU. es el país más afectado del mundo por la pandemia. Darion Schaublin recorrió más de seis horas de carretera desde Ohio para denunciar un «sistema completamente corrupto” y la «manipulación de los medios”. Este joven de 26 años, que afirma haber perdido su empleo en un restaurante por negarse a usar mascarilla, duda de la «legitimidad” del resultado de las elecciones.

Ese mismo discurso se repetía entre los presentes en la manifestación. Los resultados de todos los estados ya fueron anunciados por las grandes cadenas de televisión del país. Joe Biden consiguió 306 votos electorales, contra los 232 del presidente saliente: justo las mismas cifras, pero a la inversa, que en la victoria del magnate republicano, calificada entonces por él como un «maremoto», frente a Hillary Clinton en 2016.

Varias agencias federales han rebatido frontalmente las acusaciones de irregularidades vertidas por el presidente. «La elección del 3 de noviembre fue la más segura de la historia de Estados Unidos”, afirmaron en un comunicado conjunto varias autoridades electorales locales y nacionales, entre ellas la Agencia de Ciberseguridad y de la Seguridad de las Infraestructuras (CISA), que depende de la secretaría de la Seguridad Interior. «No existe ninguna prueba de un sistema de voto que se haya borrado, perdido o cambiado papeletas, o que haya sido pirateado de ninguna forma”, dijeron.