Gato se va de casa y regresa con una deuda a una pescadería

Circula en las redes la historia publicada en facebook de un gatito que se fue de su casa durante tres días y cuando finalmente reapareció, traía consigo una nota en donde se le notificaba de un pasivo contraído por el felino de una pescadería en la ciudad de Chiang Mai en Tailandia.

Cuando el dueño volvió a ver a su mascota, observó que llevaba alrededor del cuello una nota: «Su gato no dejaba de mirar los pescados en mi tienda, así que le di tres».

La dueña de la pescadería que alimentó al felino se identificó como «la tía May del callejón 2», e incluso escribió su número.

La historia del gato se hizo rápidamente viral en la red social y logró miles de reacciones, entre ellas, que el dueño de la mascota pagara la cuenta del felino que parecía no arrepentirse de sus acciones.