Pidió por internet horno para pizzas de 40 mil pesos y le mandaron molino descompuesto

Ciudad de México.- Jorge Flores fue despedido desde hace un mes, como parte de las consecuencias de la pandemia del coronavirus, pero decidió no quedarse de brazos cruzados y emprender su propio negocio de pizzas con sus ahorros, sin embargo, fue víctima de un fraude que le costó 40 mil pesos.

El hombre de 50 años, se desempeñaba como reportero en la Ciudad de México, y en entrevista para el diario El Universal, comentó que tras su despido solo tenía dos opciones: “quedarme a llorar o emprender algo con los pocos ahorros que tenía”.

Decidió irse a Morelos, pero antes, desde la Ciudad de México, comenzó a comprar el equipo en internet para su negocio y así fue como conoció a Miguel Ángel Rivera Tapia, a quien supuestamente le compraría un horno para hacer pizzas.

Jorge hizo la negociación con el vendedor, su primera intención era “encontrar un flete de allá para acá. Me salía  en dos mil pesos, entonces me comenta (el vendedor) que a él ya lo conocían allá porque mandaba mucho equipo y que ya era cliente de ahí, que mejor la enviaba él”.

Checa el reporte completo AQUÍ