Quebranto financiero de Ney y Roberto afectaría a burócratas y magisterio, asegura Coparmex

* Los empresarios de Nayarit rechazan la toma de Embotelladora del Nayar por parte de un grupo de burócratas

Tepic.- Ante el bloqueo de las instalaciones de la empresa Embotelladora del Nayar propiciado por burócratas estatales, la representación de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) Nayarit, rechazó estos actos que consideró, vulneran el estado de derecho, y recordó que el quebranto financiero que experimenta la administración estatal se debe a malos manejos de las anteriores administraciones.

«Algunas autoridades han manifestado públicamente que las finanzas del Gobierno
del Estado de Nayarit están en crisis y que la capacidad para el cumplimiento
oportuno de las obligaciones salariales que tiene la administración actual se ve
severamente disminuida por el quebranto financiero que se heredó de gobiernos
anteriores, que serían los responsables de esta situación que hoy afecta a la burocracia, al magisterio y a los demás trabajadores que dependen del gasto estatal«, advirtió Alejandro de Jesús Valdés Menchaca, líder de la Coparmex local.

Sin embargo, el titular del Centro Empresarial de Nayarit -integrante de la Confederación Patronal de la República- reconoció el derecho de manifestación de los trabajadores y la defensa de sus condiciones laborales y salariales pero consideró que debe realizarse en el marco de la ley sin afectar a terceras personas, en este caso empresas privadas, y dirigirse puntualmente a las representaciones correspondientes.

«No hay ninguna razón legal, económica o social, mucho menos de orden estrictamente laboral, para que se afecten las actividades de una empresa privada que genera empleos para nuestra comunidad y de la cual dependen miles de familias nayaritas. En todo caso, los manifestantes deberían reclamar ante las oficinas estatales o ante
las instancias legales correspondientes; al hacerlo a las puertas de una empresa
privada pareciera que su finalidad no es laboral si no de índole político, lo que,
repetimos, vulnera el Estado de Derecho en Nayarit«, concluyó.