Zoológico británico separa a cinco loros por malhablados

Empleados de un zoológico británico se vieron obligados a separar a cinco loros que se enseñaron a decir palabrotas.

Se trata de Billy, Eric, Tyson, Jade y Elsie, quienes llegaron en agosto a la colonia de 200 loros grises africanos del Centro de Fauna Silvestre Loncolnshire, quienes pronto mostraron su afición por el lenguaje malsonante.

Estamos bastante acostumbrados a que los loros digan palabrotas, pero nunca habíamos tenido cinco a la vez”, dijo el director general del zoo, Steve Nichols. “La mayoría de los loros se callan fuera, pero por algún motivo a estos cinco les encanta”.

Nichols afirma que ningún visitante se quejó de los animales, e incluso les pareció gracioso.

Sin embargo, la decisión se tomó para evitar que los niños los oyeran.