El mexicano que fue considerado el más obeso del mundo, venció al COVID-19

Pese a padecer todavía sobrepeso, diabetes, hipertensión y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

El mexicano Juan Pedro Franco, quien en 2017 obtuvo el récord Guinness como el hombre más obeso del mundo, de nuevo es noticia ya que a pesar de los riesgos que representa su sobrepeso, logró vencer al coronavirus.

Si bien este hombre de 36 años de edad ya no es el hombre más obeso del mundo cuando llegó a pesar 595 kilógramos; los 208 que pesa en la actualidad lo mantienen en la calidad de obeso de alto riesgo en este caso por padecer diabetes, hipertensión y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

“Es complicado porque es una enfermedad muy agresiva. Tuve dolor de cabeza, de cuerpo, se me iba el aire, calentura. Era una persona con mucho riesgo”, explicó Franco a medios de comunicación en Aguascalientes.

“Pacientes que son diabéticos, hipertensos, que tienen enfermedades cardíacas, son más susceptibles de sufrir complicaciones graves” por el virus, dice el doctor José Antonio Castañeda, al frente del equipo que trató la obesidad de Juan Pedro.

“Las posibilidades de que salgan adelante son muy pocas”, añade. Sin embargo, su paciente fue la excepción.

No obstante, la COVID-19 se llevó a su madre de 66 años, quien llevaba el control de su dieta, por lo que ahora Franco y uno de sus hermanos deben hacerse cargo.

“Lamentablemente ella ya no está y ahora nos tenemos que acostumbrar y pues nosotros también tenemos que empezar a hacerla por nosotros mismos”, dijo.