Negar acceso a ancianos y embarazadas a supermercados es discriminación, considera Conapred

Las tiendas deberían ser flexibles pues muchas personas necesitan asistencia para hacer sus compras o no pueden dejar solos a sus hijos...

El Consejo Nacional para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México, consideró que es discriminatorio impedir el acceso a tiendas de autoservicio a personas mayores y embarazadas sin considerar las necesidades de estas personas.

El organismo pidió a los comercios que sean flexibles debido a que algunos ancianos necesitan estar acompañados de un familiar, mientras que algunas familias monoparentales no tienen a nadie que cuide a sus hijos mientras hacen las compras.

Muchos comercios en todo el país, restringen el acceso a sus instalaciones a personas mayores, a mujeres embarazadas y a solo a una persona por familia para evitar aglomeraciones al interior, pero esas medidas «implementadas con pretendida neutralidad y de buena fe, tiene impactos diferenciados justamente en las mismas poblaciones que pretenden proteger«, dice parte del dictamen.

Algunas tiendas han implementado horarios para personas mayores que son más vulnerables a la COVID-19, sin embargo, el organismo consideró que no se le debe impedir el acceso si la persona elige cualquier otro horario para acudir.