Se descubre carta del padre de Juan Escutia donde revela su verdadera identidad

Reporte Especial.- El historiador nayarita Javier Berecochea descubrió una carta del padre de Juan Escutia que desde Tepic envió a un periódico de la Ciudad de México donde revela la verdadera identidad de su hijo, que a lo largo de 173 años ha sido tergiversada.

La carta fue publicada por el periódico Siglo Diez y Nueve en 1849, dos años después de la batalla de Chapultepec durante la intervención de Estados Unidos en México, cuando se rindió un homenaje a los alumnos del Colegio Militar que murieron defendiendo esa fortificación y en donde se mencionó a un «Vicente Escutia». Por eso, José Antonio Escutia escribió al periódico para corregir el nombre de su hijo y para decirles que había pertenecido al Batallón Hidalgo, una agrupación de soldados voluntarios de la entonces Guardia Nacional.

Este es el texto de la carta: “Señores editores del Siglo XIX. Tepic, octubre 15 de 1849. Muy señores míos y de mi respeto: En el tomo segundo Núm. 275, del periódico que Uds. redactan, he visto un trozo con el rubro “Acto de Justicia” referente a que en el salón principal de Chapultepec se dispuso colocar los retratos de los señores alumnos que se sacrificaron defendiendo a su patria el día 13 de septiembre de 1847; y como quiera que entre aquellos jóvenes pereció mi hijo Juan Bautista Escutia, individuo del batallón Hidalgo, entiendo que fue una equivocación ponerle el nombre de Vicente que no tenía, y por esto me ha parecido conveniente salvarla, para que así llenen todo su objeto las recomendables intenciones que en ese artículo se propusieron sus redactores. Soy de Uds. señores míos, su más obediente servidor Q. SS. MM. B.—José A. Escutia.”

Javier Berecochea hizo este hallazgo histórico en la Hemeroteca Nacional que confirma que Juan Bautista Pascasio Escutia Martínez (nombre completo del héroe nayarita) murió en el Castillo de Chapultepec luchando junto a los cadetes del Colegio Militar conocidos hoy como «Niños Héroes», pero él no era cadete sino soldado del Batallón Hidalgo. Ni el periódico Siglo Diez y Nueve, ni la carta de su padre, mencionan que el joven Escutia se haya lanzado a un precipicio envuelto en la bandera como asegura la famosa leyenda, pero igualmente heroico fue ser un ciudadano enlistado como voluntario para luchar por su Patria y haya ido a parar combatiendo hasta el legendario castillo.
x