Preparan juicio del siglo contra ex magistrados Pedro Enríquez y Jorge Marmolejo

* Plantea Fiscalía 56 años de cárcel contra los ex altos funcionarios del Poder Judicial del Estado; ellos se defenderán para ser absueltos.

Entre minutos después de las 10 de la mañana del viernes y hasta alrededor de las dos de la madrugada de este sábado, se celebró la audiencia intermedia en la causa penal 101/2019 relacionada con el caso INFONAVIT de miles de juicios ficticios, y en concreto abordó la situación de los ex magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) Pedro Antonio Enríquez Soto y Jorge Ramón Marmolejo Coronado.

Según se advierte, no hay tregua: hasta el momento los imputados no estarían dispuestos a someterse a un procedimiento abreviado -supuesto en el cual tendrían que reconocer su participación en diversos delitos para negociar y disminuir la pena-, y, en cambio, insistirán en ser absueltos, mientras que la Fiscalía General del Estado (FGE) ha anunciado que en juicio oral solicitará una condena de 56 años de prisión para cada uno.

Diferida en varias ocasiones, la audiencia intermedia es una especie de preparación de las pruebas, documentos, testigos, que serán presentados en juicio oral, donde la causa penal parte de cero.

En el caso, puesto que ambos imputados mantienen juicios de amparo que deben resolverse –y ello se ha vuelto más lento por la pandemia-, se estima que el juicio oral, de efectuarse, sería muy avanzado el 2021.

El asunto aún no sería remitido al Tribunal de Enjuiciamiento, que conformarán tres jueces.

Pero cabe adelantar que, se estima, el juicio oral podría durar meses por la cantidad de pruebas que ha arrojado la investigación. Al menos 135 personas serían llamadas a rendir testimonio, muchas de ellas aún en funciones en el Poder Judicial del Estado, aunque otras ya están en retiro.

De llegar a concretarse, este juicio oral seguramente sentará un récord de duración.

El viernes temprano, Enríquez Soto y Marmolejo Coronado fueron trasladados de la prisión federal El Rincón, al Centro Regional de Justicia Penal en Tepic, por parte de policías estatales.

Acompañados de defensores particulares, los ex magistrados permanecieron en una sala de oralidad donde también estuvo un juez de control, mientras que un grupo de agentes del Ministerio Público y una asesora de víctimas se mantuvieron en una sala cercana, cumpliendo con las medidas de distanciamiento a causa del coronavirus. Se realizó una comunicación virtual entre las dos salas.

Salvo recesos para comer y cenar, o para ir al baño, la audiencia habría transcurrido en constante debate sobre las pruebas que serán ofertadas en juicio.

Aunque la Fiscalía local incluiría una reparación del daño que podría sumar varios miles de millones de pesos, no se descarta que el INFONAVIT aborde ese aspecto ante la Fiscalía General de la República (FGR); es decir, el gasto que efectuó la institución federal a través de un despacho externo, que a su vez aceleró los miles de juicios simulados con la complicidad de funcionarios.

Se prevé que a finales de este mes se celebre la audiencia intermedia respecto a otros dos imputados: un abogado particular y un ex funcionario del Poder Judicial que estuvo adscrito al Juzgado de Xalisco.

Hasta el momento, como ya lo ha informado este reportero, dos ex jueces se han declarado culpables en audiencias de procedimiento abreviado, mientras que otros dos cuentan con un criterio de oportunidad por lo que, se deduce, serían testigos en el juicio contra Enríquez y Marmolejo.

De igual forma, un notario público y tres empleadas involucrados aceptaron el procedimiento abreviado.

Todos ellos tienen condenas iguales o menores a cinco años, lo que les permitió conmutar y estar en libertad.

Enríquez y Marmolejo se encuentran en prisión preventiva justificada, con auto de vinculación a proceso por diversos delitos.

 

 

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com