Gran incendio en puerto de Beirut destruyó ayuda humanitaria

Los bomberos libaneses continúan apagando los pequeños focos activos del potente incendio que se desató ayer en el puerto de Beirut, aunque el principal fuego en un almacén ha sido extinguido.

El jefe de información de la Brigada de Bomberos de Beirut, Ali Najm, confirmó que «el gran fuego está extinguido», en alusión al originado ayer en la zona libre de impuestos del puerto de Beirut.

Almacén con miles de paquetes de alimentos

Dos fuegos se desataron este jueves en dos almacenes del puerto, según informó el Ejército libanés. En uno de los depósitos, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) guardaba importantes reservas de comida y ayuda, incluyendo miles de paquetes de alimentos y medio millón de litros de aceite, según un comunicado de la organización.

«Nuestras operaciones humanitarias pueden verse muy afectadas», añadió la Cruz Roja, refiriéndose a su ayuda en Líbano o en la vecina Siria.

El incendio hizo que espesas columnas de humo negro fueran visibles el jueves desde varios puntos de la ciudad, sembrando el pánico entre la población. Según «informaciones preliminares» del gobierno, unos trabajadores estaban utilizando una sierra eléctrica y las «chispas» provocaron el inicio del incendio.

Autoridades anuncian investigación «inmediata»

Hoy el primer ministro libanés designado, Mustafá Adib, afirmó en su cuenta de Twitter que el fuego de ayer en el puerto de Beirut «no puede ser justificado por nadie» y añadió que «la rendición de cuentas es un requisito para que estos eventos dolorosos no se vuelvan a repetir».

Las autoridades libanesas anunciaron ayer una investigación «inmediata» de las causas del incendio, el segundo esta semana en el puerto y que se produjo poco más de un mes después de que otro fuego provocara la explosión de un cargamento de nitrato de amonio con brutales consecuencias.

Esa explosión el 4 de agosto causó una ola expansiva de enormes dimensiones y potencia que asoló barrios enteros de la ciudad y dejó 191 muertos y más de 6,500 heridos.