El placer de comer y del sexo son divinos, asegura el papa Francisco

La iglesia del pasado ha victimizado a estos placeres injustamente, afirmó el pontífice.

Los placeres de una comida bien cocinada o de una relación sexual amorosa son «divinos» y han sido víctimas injustamente del «exceso de celo» de la Iglesia en el pasado, dice el Papa Francisco en un libro de entrevistas publicado el miércoles, difundió la agencia AFP.

«El placer llega directamente de Dios, no es católico, ni cristiano, ni nada más, es simplemente divino», dijo Francisco al escritor y gourmet italiano Carlo Petrini, citado por la agencia.

«La Iglesia ha condenado el placer inhumano, brutal, vulgar, pero por otro lado siempre ha aceptado el placer humano, simple y moral», añadió.

«El placer de comer está ahí para mantenerte saludable al comer, al igual que el placer sexual está ahí para hacer el amor más hermoso y garantizar la perpetuación de la especie», dijo el Papa.