Avalan cárcel a quien nalguee a hijos en Jalisco

Los papás que den nalgadas innecesarias o severas a sus hijos podrían terminar en la cárcel o perdiendo la tutela del menor, según las reformas aprobadas este jueves por el Congreso de Jalisco a los Códigos Penal y Civil de ese estado.

La propuesta original del Gobernador Enrique Alfaro, limita el derecho de corrección de los podres o tutores, pues queda prohibido el castigo corporal severo.

Las reformas establecen que la patria potestad confiere derecho, deber y responsabilidad de aplicar la corrección disciplinaria de manera prudente y moderada a hijos a través de la crianza positiva, pero de ninguna manera podrá ser por medio de maltrato o violencia que atente contra la dignidad humana, quedando prohibido el castigo corporal severo o innecesario.

“Castigo corporal o físico (es) todo castigo en el que se utilice de manera severa o innecesaria la fuerza física y tenga por objeto causar cierto grado de dolor o malestar”, reza parte del texto de la iniciativa.

Incumplir estas disposiciones podrá significar castigo de seis meses a cinco años de prisión, así como la posible pérdida de la custodia que se tenga respecto de la víctima.