Los riñones de Claudio funcionan al 1%, él lucha por su vida mientras espera una donación de órganos

Ha permanecido cinco años en lista de espera para tener un órgano funcional...

Hace tres años que Claudio sufrió un derrame cerebral, y aunque este accidente cerebrovascular pudo ser consecuencia de la insuficiencia renal que padece desde hace un lustro, este joven sigue buscando una oportunidad para seguir viviendo. La lista de espera para conseguir un riñón es inmensa y así como un día sufrió este derrame, su enfermedad puede desencadenar otros padecimientos, mientras aguarda por un donante.

«Ese día yo lo que sentí fueron convulsiones parciales en una pierna izquierda, comenzó a temblar, no me dejaba pararme, ni sentarme, no me dejaba hacer nada. Llegué al seguro social y me bajaron, me pusieron en una silla de ruedas, estuve como media hora, tuve otra convulsión y después un desmayo, ya no supe nada de mi hasta dentro de 12 días», narra Claudio Luque.

El funcionamiento de sus riñones actualmente es del 1%, por lo que cada 3 días acude a sus sesiones de diálisis, sesiones él califica como un alivio para su cuerpo. Después de haber sufrido el derrame cerebral, Claudio ve como una oportunidad de vida cada nuevo día, día en el que también espera recibir una llamada en la que su sueño se haga realidad: conseguir un donante compatible con él.

«En la parte de la nuca del lado izquierdo, tengo ahí el derrame cerebral, la secuela del derrame, esta reabsorbido, afortunadamente secuelas motrices no me dejó, me dejó epilepsia, pero está controlada con lo que viene siendo con el medicamento para la epilepsia. Yo soy muy optimista, yo trato aunque este cansado, de seguir, de levantarme de hacer mis  actividades diarias, pero a pesar de que a veces tenga ese optimismo, mi cuerpo no me responde y creo que lo más sabio es durarle a las personas el mayor tiempo sano, porque qué caso tiene que vivas una vida cuando a los 20 años ya tienes un problema de este tipo»; concluyó.

A punto de cumplir casi 5 años en la lista de espera, este joven nos cuenta que en este tiempo, no ha visto de cerca una oportunidad para poder recibir un trasplante, situación que aunque lo mantiene tenso, también dice, tiene la esperanza de que su espera rendirá frutos y un día no muy lejano podrá tener de nueva cuenta una vida, no como la que tenía hace más de 5 años, pero si mucho mejor que ahora.