Jaguar delata actividades de traficantes chinos en México

Por medio de una cámara instalada en su cuerpo, Pac-Man pudo poner en aviso sobre una red de tráfico de felinos...

Un jaguar perteneciente al Área Natural Protegida de Yaxchilán, en Chiapas, localizada en la zona limítrofe de México y Guatemala, logró descubrir una red de tráfico de colmillos y garras de animales, documentada por Mongabay Latam.

Los investigadores señalaron que por medio de una cámara instalada en su cuerpo, el especimen de casi cinco años de edad, logró dar evidencias sobre la presencia de traficantes chinos en México. Desgraciadamente, sus restos fueron hallados cerca del Río Usumacinta, sin cabeza, patas, cola o genitales.

Según los expertos, la caza y tráfico de partes de felinos es un uso común en algunas zonas de Asia, de la misma forma se han logrado establecer diversas redes de personas que lucran con las partes de estos animales.

Hasta el momento, la Fiscalía General de la República no cuenta con una denuncia formal sobre estos sucesos.