Contingencia sanitaria golpea el bosillo de los artesanos del mercado Juan Escutia

Las y los artesanos ubicados en el pabellón del mercado Juan Escutia han reportado pérdidas importantes en sus ingresos diarios, lo anterior derivado de la contingencia sanitaria por COVID-19.

Julia González, comerciante afectada, abunda sobre la situación:
«Pues ahorita las ventas están muy bajas aquí, esperemos que se compongan más adelante, pero ahorita está solo. Lo menos menos, como cien pesos, si es que le va bien, pero hay otros compañeros que casi no venden nada está muy solo».

Los artículos que estos artesanos venden pueden variar desde los veinte hasta los quinientos pesos. Julia señaló que solo un grupo muy pequeño de productores han comenzado a diseñar algunos cubrebocas para adaptarse a las nuevas necesidades.

«Pues regular, poquito, hay pocas ventas, pero sí son muy bajas, pero de ahí sacamos para irla pasando, y pues qué más quisiéramos, aguantar ¿No?»; señaló Santos Henríquez, otro comerciante afectado.

Al día de hoy son cerca de 152 artesanos y artesanas que trabajan en la zona, divididos en dieciséis grupos que laboran a lo largo de toda la semana.