La ciudad de Tepic es investigada junto a otras capitales de latinoamérica por segregación urbana

Actualmente se tiene registro de al menos 106 fraccionamientos en la capital del Estado...

Las ciudades de América Latina y de México están enfrentando retos en cuanto al tema de la funcionalidad urbana. La capital nayarita no es la excepción, pues forma parte de un estudio realizado por Bernd Pfannenstein, un geógrafo e investigador alemán que centra sus investigaciones en la problemática de la segregación socio-espacial y la fragmentación urbana.

«La segregación tiene dos vertientes, la gente que se está auto aislando del sistema urbana, como los fraccionamiento residenciales privados o cotos; la otra parte son la gente que no son tomadores de decisiones y que se están concentrando en ubicación que es la vivienda informal y que son los temas de la vivienda social. Nos estamos dando cuento que las ciudades cada vez están generando más problemáticas de este tipo y necesitamos buscar la manera en la que las autoridades tomen acción»; señaló Bernd Pfannenstein.

Según el investigador, los gobiernos deben de trabajar en el ordenamiento territorial y urbano de las ciudades para poder recuperar la funcionalidad urbana y evitar así la segregación de la población. Por tomar un ejemplo: en Tepic se tienen registradas 106 organizaciones cerradas o mejor conocidos como cotos residenciales que cada vez más, aseguró este investigador, se están encerrando entre bardas, seguridad privada y áreas restringidas que potencializan la disfuncionalidad urbana.

El también geógrafo alemán, señaló los puntos de alarma sobre el tema:
«Algo que me preocupa más en ese sentido son las zonas de vivienda social porque ahí estamos teniendo muchos retos urbanos como: la distancia, la desigualdad, la falta de servicios, la falta de acceso a la infraestructura y equipamiento básico. Cada vez estamos llegando más a riesgos sociales y un reflejo de todo este proceso es el análisis de las casas abandonadas, de las casas en desuso que es una problemática de las ciudades en México».

Una de las zonas más estudiadas en la capital nayarita fue Villas del Molino, donde el 14.3% del fraccionamiento se encuentra en desuso. El investigador señaló que hay retos que los gobiernos deben de afrontar, porque desde una casa abandonada que representa un riesgo para el entorno urbano hasta la separación de los fraccionamientos que se construyen entre muros, hace visible la desintegración urbana de las ciudades.