Por posible exceso de confianza, maestra jubilada habría dejado entrar a su casa a criminales

* Se cree que maestra Ofelia se confió al permitir que entraran a su casa al menos dos sujetos, uno de los cuales le quitó la vida.

Este lunes ocho, Edwin Jovani “N” “N” y Fredy Rafael “N” “N” fueron vinculados a proceso por un juez de control, el primero de ellos como probable responsable de robo, y el segundo por homicidio calificado y robo, en agravio de la maestra jubilada Ofelia Borrayo Sandoval, quien tenía 70 años.

El cadáver de Borrayo fue encontrado en su casa de la colonia Emiliano Zapata el pasado siete de febrero; había sido estrangulada con una correa para perro.

En aquel momento llamó la atención que no existía violencia en la puerta de acceso.

Ahora se conoce que la señora tenía amistad con Edwin Jovani, de 19 años, quien incluso le habría realizado un trabajo de albañilería en su casa; es decir, en un exceso de confianza le permitió el ingreso la noche del seis de febrero, tras pedirle permiso para entrar al baño.

Ya en el interior, el joven envió un mensaje a Fredy Rafael, al que también se dejó entrar.

Si el plan era únicamente robar, en especial un vehículo de modelo reciente, se desconoce qué provocó que Fredy Rafael, según las investigaciones, procediera a estrangular a la maestra jubilada.

La audiencia de formulación de imputación por la agencia del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado (FGE) se efectuó ante el juez Osbaldo López Carvajal, quien posteriormente dictó la vinculación a proceso.

A través de una declaración, Edwin Jovani ya habría aceptado los cargos.

Según información extraoficial, los investigadores habrían accedido a un video desde una casa cercana que confirma que el ingreso de los sujetos se produjo la noche del seis de febrero.

Se considera que la maestra actuó con exceso de confianza al dejar entrar a los sujetos, una situación que debe evitar cualquier persona, pero especialmente quienes viven solas. Es importante que de ello se oriente a los adultos mayores.

El cuerpo fue encontrado por la empleada de un negocio de colocación de uñas, instalado en la finca.

Ambos sujetos están recluidos en la penal de Tepic bajo la causa penal 705/2020.

Fredy Rafael, de 21 años, y Edwin Jovani, ya tenían abierto otro expediente, por delitos contra la salud.

 

 

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com