Extreman medidas en penal de Tepic para evitar brotes de coronavirus

* Y se revisan los grupos de mayor riesgo, como reos de más de 60 años o con diabetes e hipertensión.

La penal de Tepic mantiene medidas de prevención para evitar algún brote de contagio del coronavirus.

Además de que, como se conoce, en las últimas se suspendieron visitas de familiares a los reos, existe una permanente vigilancia a custodios y al personal administrativo que continúa trabajando.

Cuando ingresan al centro penitenciario Venustiano Carranza, se les coloca gel antibacterial y se les toma la temperatura con una especie de pistola que se apunta en la frente. Si el termómetro llega a marcar 38 grados o más, el trabajador no podrá ingresar.

Los custodios que padecen diabetes o hipertensión únicamente se presentarían a pasar lista y luego se retiran a su casa.

Además de insistirse en mantener distancia y el constante lavado de manos, en las áreas de trabajo hay suficiente gel antibacterial, además de limpiar frecuentemente escritorios, gabinetes y otros muebles de oficina.

Las penales de México, muchas de ellas saturadas de reos, representan uno de los puntos críticos en caso de que existieran contagios de coronavirus.

El domingo 12, a través de medios de comunicación se conoció que cuatro reos y un custodio del penal de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, dieron positivo al Covid-19. Por ello la importancia de que tantos familiares como internos acepten la suspensión de visitas.

Para quienes llevan alimentos a sus parientes, hay una revisión previa, antes de que sean ingresados a alguna de las áreas.

Si bien fue adelgazada la presencia física de empleados administrativos, quienes sí laboran completos son los del área médica.

En los casos en que se requiere el traslado de un reo al exterior, se cumple igualmente el protocolo de vigilancia, como la de temperatura y aplicación de gel antibacterial.

Si bien el trámite de juicios penales está suspendido, únicamente se atienden casos urgentes, por ejemplo cuando hay detenciones nuevas o por el cumplimiento de órdenes de aprehensión. Así entonces, tanto al salir de la penal para ser trasladado a alguna audiencia, como al regresar, la temperatura del interno es revisada, lo mismo que de los custodios.

Una acción similar se realiza en el Centro Regional de Justicia Penal en Tepic, puesto que el reo es revisado antes de pasar a una de las salas de audiencia. Previamente se efectúa una situación similar con abogados defensores, agentes ministeriales, jueces y demás empleados.

Según una nota del periódico El Universal, en las cárceles del país hay más de 200 mil reos, muchas de las cuales tienen una sobrepoblación donde es imposible mantener la “sana distancia” que se recomienda.

El penal de Tepic tendría más de dos mil 400 internos.

Un aspecto que en las últimas semanas estaría siendo analizado con atención en Tepic, probablemente orientado desde el Gobierno Federal, sería el de los internos en situación de mayor riesgo, como los de más de 60 años o quienes padecen diabetes, hipertensión u otra enfermedad que los hace mayormente vulnerables. Con seguridad son cientos.

Lo anterior, se insiste, sería un tema no solamente local, sino estudiado a nivel federal por si en algún centro penitenciario brota el Covid-19 y deben tomarse acciones para proteger a los más vulnerables.

Y es que a diferencia de los centros de trabajo donde las personas con alguna situación vulnerable fueron enviadas a sus casas, aquí se trata de individuos recluidos, que probablemente participaron en algún delito o que ya están sentenciados, algunos de ellos por ilícitos graves.

Y mientras tanto, esta tarde de lunes se anunció que en México el número de casos Covid-19 llegó a cinco mil 14, mientras que los decesos suman 332.

Para el caso de Nayarit se anuncian 27 casos confirmados, 36 aún sospechosos, 151 negativos, seis muertes, así como siete personas recuperadas.

Además, sobra añadir la válida manifestación de personal médico del ISSSTE en Tepic, reclamando la falta de material para atender a enfermos en esa situación.

Por ello hay que repetir la importancia de quedarnos en casa el mayor tiempo posible.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com