Menos gente y autos en la calle, menos temblores, aseguran sismólogos

• El flujo de personas y vehículos provoca vibraciones en el subsuelo, pero con la cuarentena, estas han disminuido.

La Tierra tiembla menos desde que disminuyó drásticamente el flujo de personas y vehículos en las calles a causa del COVID-19, aseguran sismólogos del Observatorio Real de Bélgica.

El geólogo y sismólogo Thomas Lecocq, mencionó que él y sus colegas en Bruselas, observaron una disminución del ruido sísmico ambiental, reporta la cadena CNN en Español.

Al haber menos gente, automóviles, trenes y autobuses en la vida cotidiana, la corteza terrestre se mueve menos.

El resguardo de personas en casa, y la suspensión de actividades, han tenido efectos positivos en el medio ambiente, con disminución de contaminación, y ahora, según científicos, también en los movimientos telúricos.