Kirk Douglas hereda su fortuna a la beneficencia y ni un peso a su hijo, el actor Michael Douglas

El mundialmente famoso actor Kirk Douglas que falleció el pasado 5 de febrero a la edad de 103 años, dejó gran parte de su fortuna para la caridad pero no le dejó ni un dólar a su hijo, el también famoso actor Michael Douglas.

Según el periódico Mirror reveló de la fortuna de 61 millones de dólares, en el testamento destinó 50 millones de dólares a su entidad benéfica, la Fundación Douglas, cuyo objetivo es «ayudar a aquellos que de otra manera no podrían ayudarse a sí mismos».

«Su enfoque principal es mejorar la educación y la salud, fomentar el bienestar y, lo más importante, desarrollar nuevas oportunidades para los niños que tienen nuestro futuro en sus manos», así lo explica la sitio web de la fundación.

Los 11 millones restantes fueron destinados para la Universidad de St. Lawrence, el Teatro Kirk Douglas de Culver City; el Hospital de Niños de Los Ángeles y el Templo Sinaí de Westwood, que alberga el Centro de Infancia Kirk y Anne Douglas.

Sin embargo, su hijo, Michael Douglas no recibirá un solo peso de la herencia, aunque por el patrimonio que se le calcula de unos 300 millones de dólares, al parecer no le hace mucha falta.