Por 3 años creyó que su mascota era una adorable perrita pero resultó ser una loba salvaje

Ya hasta cachorros tenía.

Un hombre de origen alemán pero vecino de España, durante tres años fue propietario de una perra la que, creía solo tenía parecido con los lobos, incluso tenía toda la documentación en regla de su mascota, pero luego de hacerle unos análisis de ADN, se descubrió que en realidad era una loba ibérica.

Un vecino, en una ocasión hizo la observación a la Guardia Civil en noviembre del 2018, y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de que la mascota de su vecino parecía más un lobo que un perro, según revelan medios locales.

El Seprona recogió una muestra biológica el 10 de febrero de 2019 para hacer el análisis de ADN y determinar la raza del animal.

Las pruebas revelaron que se trataba de un ejemplar de Canis lupus signatus (Lobo ibérico), afirmó la Guardia Civil en un reciente informe.

Además, la loba tenía tres cachorros híbridos, también en poder del ciudadano alemán.

Desde el pasado 12 de febrero de 2020 los cuatro animales están a cargo del Servicio de Patrimonio Natural de la Consejería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, tras ser entregados voluntariamente por el propietario.