Magistrado Presidente bajo sospecha de violar la Constitución de Nayarit

Reporte Especial.- Bajo la sospecha de designar a un incondicional como Juez Consejero, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Nayarit, Ismael González Parra, habría impuesto su criterio al Consejo de la Judicatura que también preside, interpretando a su conveniencia el concepto de “insaculación” y faltando a un mandato de la Constitución estatal.

A través de los siglos, la historia registra que la designación de servidores públicos por el método de insaculación ha sido mediante un sorteo entre aspirantes al cargo en igualdad de condiciones. Sin embargo, para el magistrado González Parra, “insaculación” es igual a votar y elegir a quien mayor número de votos sume.

El extraño argumento se sostiene en la segunda definición de la palabra “insacular” del diccionario general de la Real Academia Española (RAE): “Introducir votos secretos en una bolsa para proceder después al escrutinio”. Pero la primera definición dice: “Poner en un saco, urna u otro recipiente papeletas o bolas con números o con nombres de personas o cosas, para un sorteo”.

En todo caso, de acuerdo con juristas consultados, si se trataba de encontrar una definición de “insacular” en la RAE, existe un Diccionario del Español Jurídico de esta misma institución que tiene una sola acepción: “Nombrar por sorteo a la persona que ha de desempeñar una función, generalmente en un proceso judicial”.

“Ismael no está en lo correcto”, asegura José Martín Mayorga, presidente de la Federación de Abogados del Estado de Nayarit, “la insaculación es un sorteo, es el azar; en este caso es para favorecer la imparcialidad del juez insaculado, precisamente para que no le deba el favor al magistrado presidente”.

Para Joel Rubén Cerón Palacios, exsecretario general de Acuerdos del Tribunal Superior de Justicia, “insacular es en esencia seleccionar entre iguales a la suerte, sin cuestionar quien de los aspirantes es mejor o peor, es claro el espíritu del Legislador al optar por la insaculación y no por la elección de mayoría de votos… El presidente y el Consejo de la Judicatura están en un error, deben de revisar los antecedentes de esta designación en el propio Poder Judicial de Nayarit”.

González Parra por su parte, justificó la designación del juez consejero y explicó que la determinación del Consejo de la Judicatura se tomó por mayoría: “La interpretación de insaculación se realizó como lo establece la Real Academia Española, la que tiene dos acepciones, mismas que se sometieron a votación”.

Al cuestionarlo sobre el uso del Diccionario General y no del Diccionario Jurídico de la RAE, el magistrado presidente dijo que “la Constitución establece que será por insaculación y no te obliga a utilizar para su interpretación diccionario alguno”.

Solo la consejera Dirsy López García no estuvo de acuerdo durante la sesión del Consejo de la Judicatura, con la peculiar manera de escoger diccionario y seleccionar la interpretación del concepto “insaculación”, para que el juez Guillermo Romero fuera designado a modo.

“Insaculación es igual a un sorteo”, le insistió varias veces la consejera inconforme al magistrado presidente, quien primero impuso su criterio y luego pidió la votación de los consejeros a sabiendas que nadie más se le iba a oponer.

El consejero Emeterio Mondragón, uno de los que voto a favor de la cuestionada propuesta del magistrado presidente, declinó en dos ocasiones hablar del tema con este reportero.

El abogado Mayorga publicó un desplegado que concluye así: “En el seno de la Federación de Abogados del Estado de Nayarit, lamentamos que el Poder Judicial del Estado, haya violado la Constitución Estatal que nos rige, y que de manera “democrática”, pero sin bases constitucionales, se haya elegido al Juez que habrá de ocupar un cargo dentro del Consejo de la Judicatura, con intervención directa del Presidente del Tribunal Superior de Justicia, por lo que exhortamos al Poder Judicial que se apegue a los lineamientos que nuestra Constitución le obligan, refrendando la disponibilidad que este Colegio ha manifestado en servir como un eje consultor de las autoridades”.