23 huérfanos: el saldo de la masacre de 10 músicos en Guerrero

Guerrero.- El homicidio de 10 miembros de la agrupación “Sensación Musical” dejó como resultado a dos madres en el abandono, ocho viudas y 23 huérfanos, para algunos clientes, el atentado registrado la mañana del viernes 17 de enero en Guerrero, implicó perderlo todo.

Desde la jornada del viernes, cuando confirmaron el ataque de civiles armados contra las dos camionetas propiedad de los músicos, parte importante de la comunidad de Alcazacán, municipio de Chilapa se concentró en la carretera estatal que va hacia Hueycantenango, para reclamar de primera instancia el traslado de los 10 cadáveres.

Los manifestantes básicamente cobijaron a las familias de las víctimas mortales, que de manera apresurada conteniendo el llanto, explicaron quienes eran los seres queridos que perdieron esa jornada de viernes.

LA RELACIÓN DE LOS CAÍDOS:

1.- Israel Tolentino Ahuelicán, era un joven de 24 años de edad, ya no radicaba en Alcozacán y al igual que su madre, estaba fuera de la zona para buscar un mejor nivel de vida en Cuernavaca, Morelos. A Israel lo alcanzaron los usos y costumbres de la comunidad, pues fue elegido en asamblea para prestar servicio como Topil durante un año, eso implicaba convertirse en uno de los principales colaboradores de la comisaría, a lo que propició que tomara a su esposa Feliciana, de 21 años de edad, y sus dos hijos para regresas. Aunque su madre, quien por miedo se negó a proporcionar su nombre le solicitó que rechazara el nombramiento y no volviera al pueblo, él insistió en cumplir con los usos y costumbres, pero aseguró que solo estaría un año de servicio y posteriormente regresaría hacia Cuernavaca. Israel estaba en el proceso de cumplir el mandato de la comunidad, con la intención de obtener ingresos de obtener ingresos se alquiló como chofer de una de las dos camionetas de la agrupación, por eso es que ahora está entre las 10 víctimas mortales. De los dos hijos que deja en la orfandad, el más pequeño tiene cuatro meses de nacido y no alcanzó a registrarlo para asignarle un nombre, todavía no decidía cómo llamarlo y solo se refería a él como “gordito”.

2.- Cándido Fiscaleño Hilario tenía 20 años de edad y una hija, su esposa Aurelia apenas alcanza los 16.

3.- José Julio Fiscaleño tenía 37 años y una niña de tres.

4.- Regino Fiscaleño Chautla tenía 27 años de edad, no estaba casado ni tenía hijos.

5.- José Marcos Baltasar Fiscaleño tenía 36 años y con su muerte dejó a seis niños en la orfandad, todos ellos acompañaron a la viuda durante la protesta que se realizo en la carretera.

6.- Juan Joaquín Ahuejote era el ingeniero del del audio del grupo, tenía 42 años y cuatro hijos que quedan en el desamparo.

7.- Florencio Linares Jiménez, de 32 años de edad, era soltero y no tenía hijos.

8
.- Crescenciano Huapango Migueleño era chofer de otra unidad del grupo, tenía dos hijos y su joven esposa está embarazada, a pocas semanas del parto.


9.- Antonio Mendoza Tolentino, de 24 años era el responsable de acomodar todo lo eléctrico y dejó a su esposa embarazada. 

La víctima número 10 es un menor de 15 años de edad, Israel Mendoza Pasado, él era el único de los asesinados que sabía tocar un instrumento y este era la batería.

Israel era hijo de la dueña de las camionetas y el equipo que se perdió calcinado por los agresores.

Con información del periodista Rogelio Agustín Esteban / Realidad en la Montaña