La naturaleza expone antigua tumba nuclear y resucita la amenaza de una catástrofe ambiental

Peligrosos residuos radiactivos podrían resurgir a la superficie

La naturaleza se ha encargado de exponer una vieja tumba con residuos de pruebas nucleares que realizaron los Estados Unidos en las islas Marshal en el Océano Pacífico, reveló este miércoles un reportaje publicado en el diario Los Angeles Times.

De acuerdo con la publicación, una desgastada cúpula de concreto que contienen los residuos de desechos radiactivos, entre lo que se incluye letales cantidades de plutonio, está a merced de las mareas.

Las pruebas con bombas atómicas realizadas por los Estados Unidos entre 1946 y 1958, arruinó islas enteras y los resultados de muchas de estas pruebas y tierra contaminada, fueron enterrados en una laguna poco profunda y la cerraron con una cúpula de hormigón, que hoy amenaza colapsar debido al incremento en las mareas.

De derrumbarse este monolito, quedarían expuestas cientos de toneladas de desechos radiactivos que podrían significar una catástrofe al medio ambiente de proporciones aún incuantificables.