Ex mafioso asegura haber participado en el asesinato del papa Juan Pablo I

Lo mataron para encubrir un fraude financiero cometido desde el Banco del Vaticano.

En una entrevista con el New York Post, Anthony Raimondi, jubilado de la mafia “Colombo”, confesó haber ayudado a asesinar al papa Juan Pablo I para mantener encubierto un millonario fraude financiero.

Según las revelaciones de este personaje, al líder máximo de la iglesia católica en el mundo, primero lo noquearon con un somnífero llamado Valium y una vez inconsciente le suministraron cianuro, a tan solo 33 días después de haber sido ungido como Sumo Pontífice.

En la entrevista, el exmafioso relató que en 1978 fue contratado por su primo, el cardenal Paul Marcinkus, quien en ese entonces era el director del Banco del Vaticano.

Relata que luego de haber sido sedado con una taza de té con valium el papa cayó inconsciente y el cardenal Marcinkus le suministró el cianuro con un gotero.

El motivo del asesinato, es que el papa había amenazado con revelar un fraude masivo orquestado desde el Banco del Vaticano calculado en mil millones de dólares de la venta de certificados falsos en contra de ingenuos compradores estadounidenses y que implicaba a la mitad de los cardenales y obispos en el vaticano.

El confesor, reconoce estar luchando por su vida contra el cáncer y que la mitad de los implicados en este tema ya murieron y la otra mitad está en la cárcel.