Muere la tortuga más vieja de África a los 344 años

Alagba, una tortuga gigante considerada la más vieja de África, murió a los 344 años de edad en el palacio del rey tradicional de la ciudad de Ogbomoso (suroeste de Nigeria).

El reptil, de sexo masculino y cuyo nombre en el idioma yoruba significa “El anciano”, falleció el jueves tras sufrir una breve enfermedad, precisó Ajamu, citado por los medios locales.

“Alagba vivió en el palacio durante siglos. La tortuga fue anfitriona de muchos monarcas en Ogbomoso en el pasado”, aseguró el secretario privado.

A fin de mantener en el recuerdo al popular reptil, el secretario adelantó que hay planes para preservar su cuerpo con el fin de que los turistas sigan disfrutando de su presencia.