Estudiantes aprovechan marcha y exigen al gobierno que proteja a la UAN

Durante el tradicional desfile por el 2 de octubre.

Conmemoran cientos de estudiantes de la Universidad Autónoma de Nayarit el 51 aniversario de la matanza de Tlatelolco, donde más de un centenar de jóvenes perdieron la vida. Con una marcha encabezada por el líder de la Federación de Estudiantes de la UAN, que partió de la máxima casa de estudios nayarita hasta Palacio de Gobierno, recordaron la histórica fecha, pero también hicieron hincapié en la situación que vive la propia UAN.

“Requerimos la atención del gobierno federal y no la indiferencia, es una institución que ha superado sus problemas, hoy nuestros colores son azul y blanco, los colores que oponen al rojo violencia que dañó a la Universidad, al negro del luto, al negro que en esa etapa de los 70s y 80s en la institución la hemos superado y por eso le echaremos todas las ganas para poder superar nuestra adversidad universitaria”, dijo en su discurso el dirigente estudiantil, Aarón Verduzco Beltrán.

Los estudiantes exigieron que el gobierno estatal y federal apoye a las universidades que se encuentran en la misma situación que la Universidad nayarita, sin embargo ellos, dijeron, están dispuestos a ser parte del cambio que se necesita, por lo que entregarán propuestas de iniciativas para beneficio de la máxima casa de estudios de los nayaritas y de la misma sociedad.

“Hoy propondremos que la Universidad Autónoma de Nayarit por parte de nuestro rector sea considerada en la historia del estado con esta iniciativa, patrimonio histórico cultural del estado de Nayarit, patrimonio tangible e intangible pues nuestros edificios de rectoría, por el mesón de los deportes y por nuestro busto del más grande referente de poesía y arte que ha tenido nuestro estado”, expresó el líder estudiantil.

Fue el propio presidente de la Federación de Estudiantes de la UAN quien ingresó a palacio de gobierno a entregar personalmente las propuestas de iniciativas y más tarde hizo lo mismo en el Congreso del Estado.

Con imágenes de Jonatan Huerta