Su familia y la fe, la fuerza de “El Huizi” para buscar el campeonato

* Jaime Hernández, un humilde boxeador de Tepic, enfrentará el próximo sábado un duro reto para ser campeón estatal, contra Armando "El Toro" Reséndiz.

Impulsado por la fe y su familia, Jaime “El Huizi” Hernández, un humilde boxeador de Tepic, no quiere desperdiciar una oportunidad dorada de convertirse en campeón estatal y dar un salto en su carrera. Peleará el próximo sábado contra Armando “El Toro” Reséndiz, una joven promesa del pugilismo nayarita.

Su motivación, cuenta con lágrimas en los ojos y un nudo en la garganta, son el apoyo que recibe de sus dos hijos y sus padres; en entrevista para NTV, aguanta el llanto y comparte su fe por San Judas Tadeo, a quien le hizo una promesa.

“Hice una pequeña manda a San Juditas, yo tengo mi campeonato, y le dije que si podía defender mi título o ganar otro, le llevaba la banda el 28 de octubre”, dice el animado pugilista.

Conmovido, confiesa la manera en que su familia le da la fortaleza antes de cada combate.

“Mi madre me persigna antes de subirme al ring, mi papá me apapacha, me abraza, me da besos y mis hijos… mis hijos también me apoyan mucho”.

“El Huizi” entrena en condiciones adversas, pues se prepara en el antiguo y casi olvidado gimnasio del parque La Alameda; el techo gotea cuando llueve, los costales para boxear están rotos, y el ring es una plancha de cemento con cuerdas maltratadas.

Pero eso, dice, no lo debilita. “Al contrario, me da más fuerzas, porque no es el gimnasio, son las ganas”.