Un juez denuncia amenazas de ex magistrado; filtran audio y video de audiencia privada

Anuncian medidas de protección para el juez Braulio Meza Ahumada, quien denunció amenazas del ex magistrado presidente Pedro Antonio Enríquez Soto.

Un juez de control ratificó medidas de protección dictadas por un agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado (FGE) a favor del juez Braulio Meza Ahumada, actualmente suspendido del cargo, producto de una denuncia por amenazas en contra del ex magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) Pedro Antonio Enríquez Soto.

Además de Meza Ahumada, en su calidad de víctima, y de Pedro Antonio Enríquez, este lunes también comparecieron a audiencia el magistrado Jorge Ramón Marmolejo Coronado, igualmente suspendido, y Antonio Humberto Herrera López, suspendido de su función como notario público.

El juez de control José Manuel González Zepeda avaló las medidas consistentes en la prohibición de acercarse a Meza Ahumada y a otros familiares, no presentarse a su domicilio y no intimidarlos de  forma alguna.

Previamente, la defensa de Marmolejo recordó que éste se encuentra en prisión preventiva, por lo que no veía razón para tales medidas, mientras que el abogado de Herrera se pronunció en similares términos dado que la denuncia no es contra él.

La agencia ministerial anunció que los nombres de Marmolejo, Herrera y del abogado José Amado Aguilar González fueron incluidos puesto que de alguna forma son mencionados por el quejoso.

Dado que Amado Aguilar no asistió, producto de un aparente error de notificación, se le citará a nueva audiencia para la ratificación de medidas de protección.

Lo anterior es ejemplo de cómo se ha agudizado el caso INFONAVIT relacionado con miles de juicios simulados.

El pasado 22 de agosto, Braulio Meza rindió una declaración judicial a puerta cerrada, al presentarse a una audiencia donde la Fiscalía le imputó diversos delitos dentro de la causa 809/2019 y por los que se dictó auto de vinculación a proceso, en relación con esos juicios ficticios, realizados mientras fue juez en Xalisco. En otros tres juzgados aconteció una situación similar.

Como puede advertirse, si bien es imputado, Meza Ahumada se ha convertido en un personaje clave en el curso de la indagatoria, especialmente en lo tocante al ex magistrado Enríquez Soto.

Por ejemplo, durante la audiencia pública de este lunes, se reveló que habría sido filtrado el audio y video de una declaración a puerta cerrada que en febrero pasado rindió una ex secretario de acuerdos del Juzgado de Xalisco, de nombre Consuelo, y que apresuró un encuentro de Enríquez Soto y Aguilar González con Meza Ahumada, en el despacho del segundo de ellos. En ese lugar habrían acontecido las amenazas ahora denunciadas.

Según la cita ministerial, se produjo la extracción indebida de una declaración reservada. Lo anterior ha motivado una nueva investigación a funcionarios del Poder Judicial del Estado, puesto que nadie más podría tener acceso al material.

Braulio habría visto y escuchado la citada grabación reservada en el despacho de Amado Aguilar.

Las medidas de protección permanecerán durante 60 días naturales; tras confirmarlas, el juez González Zepeda explicó que ello no significa que los señalados sean probables responsables, sino que tocará al Ministerio Público decidir si lleva a juicio la nueva carpeta de investigación.

La audiencia mostró que el Poder Judicial no termina por tocar fondo.

No ha bastado que dos magistrados, cuatro jueces y otros funcionarios enfrenten un juicio, pues si como se dijo, la audiencia a puerta cerrada fue filtrada a Enríquez y Aguilar, la investigación tendrá que conducir a quien materializó la sustracción. En razón de ello, la agencia ministerial indicó que se trata de personas con influencia política y social.

Concluida la audiencia, las partes abandonaron la sala 4 del Centro Regional de Justicia Penal. El primero en salir fue Braulio Meza, después Antonio Humberto Herrera y, finalmente, Pedro Antonio Enríquez. Los tres están vinculados a proceso. Gozan de libertad con medidas cautelares de garantía económica y presentándose a firma periódica.

Por el contrario, previo a su traslado al penal federal El Rincón, Marmolejo solicitó permiso para hablar unos minutos con familiares.

 

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com