Preocupado por salir adelante con su familia, Don Álvaro se motivó para ser panadero

• Con 40 años de experiencia y el apoyo de sus hijos, ahora ya cuentan con su propia panadería.

Tepic.- La necesidad de tener un trabajo para mantener a su familia, es lo que motivó a Don Álvaro a volverse panadero; ahora cuenta con más de 40 años de experiencia y con ayuda de sus hijos lograron poner su propia panadería.

Álvaro Fernández Delgado, recuerda que inició como repostero y pastelero en Guadalajara y aprendió a elaborar panes de ver como los creaban, posteriormente, en 1983 se mudó a Tepic para continuar con este oficio.

Hace cinco años, con el apoyo de sus hijos, pusieron su propio negocio familiar, en la calle Villas del Prado número 55 del fraccionamiento Vistas de la Cantera, sin embargó, asegura que, en estos tiempos, solo les da para vivir al día, ya que la competencia es grande.

Conchas, donas, cuernitos, son algunas de las 15 variedades de pan que entregan a distintas tiendas cercanas a su negocio, y aunque, en ocasiones tienen pérdidas como él les llama, las piezas que no se vendieron, son donadas a diversos centros de rehabilitación.

Con imágenes de Javier Villaseñor