Ex presidente municipal “El Toro” comparece a juicio por peculado de 52 millones

• Previa tramitación de amparo, Héctor González Curiel se presentó a Juzgado Penal; se reservó el derecho de declarar y seguirá el juicio en libertad.

El ex presidente municipal de Tepic Héctor González Curiel se presentó este lunes a una primera audiencia judicial para frenar la orden de aprehensión que le fue girada por su probable responsabilidad en el delito de peculado, por alrededor de 52 millones de pesos.

Popularmente conocido como “El Toro”, González Curiel compareció voluntariamente ante el Juzgado Primero Penal de Tepic del sistema tradicional –anexo a la penal-, aunque de manera previa presentó un juicio de amparo, por lo que un Juzgado de Distrito le ofreció una suspensión provisional que evitó su captura.

Acompañado de un defensor particular, en la audiencia de declaración preparatoria el ex alcalde se reservó el derecho de declarar y solicitó copias del expediente instaurado en su contra. Su situación jurídica se decidirá en próximos días, en cuanto al auto de formal prisión.

Al que fuera presidente municipal en el trienio 2011 a 2014 se le achaca el probable desvío de alrededor de 52 millones de pesos, de los cuales, 50 millones 96 mil 94 pesos corresponden al impuesto adicional del 12% a favor de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), monto que no fue remitido a la casa de estudios.

Al presentarse con amparo, una vez concluida la audiencia González Curiel se retiró del Juzgado Penal; seguirá el juicio en libertad.

A principios de este mes ya había comparecido a juicio la ex tesorera municipal Marcia Ivette Bernal Mendoza, por los mismos hechos.

La presente judicialización sienta un precedente  puesto que la Fiscalía General del Estado (FGE) estará obligada a actuar de igual forma contra presidentes municipales u otros funcionarios que omitan enviar a la Universidad lo recaudado del citado impuesto.

Durante la investigación ministerial se conoció una declaración de Bernal Mendoza en el sentido de que no se hizo mal uso del dinero, sino que fue destinado al pago de obligaciones inmediatas –como sería el salario de los trabajadores-.

 Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com