Invasión de ambulantaje pirata en playas de Sayulita deteriora su atractivo turístico

Solo se han otorgado 87 permisos de venta en la playa y ya hay 300 ambulantes

Desde que Sayulita saltó a la fama nacional e internacional hace cerca de 10 años, ha tenido un progreso importante en materia turística, sin embargo, eso también ha traído complicaciones para este Pueblo Mágico, pues no existe un ordenamiento real en su playa; el ambulantaje ha crecido de manera desmedida y en una situación de emergencia podría traer complicaciones.

Oswaldo Rodríguez Vallejo, representante del Grupo Pro Sayulita AC advierte que es “reglamentación y orden es lo que se necesita, y para eso son las autoridades que deben de ponerlo, PROFEPA no viene por acá, SEMARNAT no viene a checar sus permisos, nomás hay 97 permisos para la playa de Sayulita y tu puedes contar cerca de 380 vendedores”.

El entrevistado agrega: “la renta de sombrillas es un permiso que simple y sencillamente no existe, no existe y puedes contar a la entrada de cada ventana al mar a mínimo siete juntos peleándose por irte a sentar a la gente a una zona transitoria, que esa zona transitoria debe de ser para rescate acuático o para el paseo del mismo turista, no para amontonarlo de sillas y no permitirte ver la playa”.

Y es que entre los mismos comerciantes se han señalado que hay “sombrilleros piratas”, pues algunos reconocen que el permiso de renta de estos artículos no existe, sin embargo, se justifican con que de alguna manera tienen que sacar la venta del día.

Los precios pueden variar desde los 100 pesos hasta los 500 si agregan algún tipo de mobiliario como sillas o alguna mesita de madera para sentarse en la playa.