Nayarita exitoso: superó dos accidentes cerebrovasculares y ahora es famoso YouTuber

* Ignacio García López se fue de Jalcocotán hacia Estados Unidos para buscar el sueño americano, y ahora su canal de YouTube "Cocina de Ignacio" es un éxito.

Ignacio García López, llegó a los Estados Unidos hace dos décadas, como muchos nayaritas, había abandonado su pueblo natal, Jalcocotán, para buscar el sueño americano.

Un trágico día, a finales del verano, lo sorprendió un accidente cerebrovascular, y antes de finalizar el mes, le sobrevino el segundo ataque que lo postró en el hospital Cerdars-Sinai de Los Ángeles por más de dos semanas, la vida del nayarita estaba en riesgo.

La ciencia médica y las oraciones de su familia lo sacaron adelante, pero con secuelas, impedido a conducir automóviles, con lapsos de falta de memoria e incapacitado para trabajar, era morir en vida.

Sus episodios de amnesia lo llevaron a grabarse en videos cuando preparaba sus alimentos y así tener una guía para repetir sus recetas al pie de la letra si le fallaba la memoria, no fue necesario, su memoria no empeoró pero sí su estado de ánimo.

No le era fácil aceptar tener que depender de su pareja y familia por el resto de su vida.

A mediados del 2016, Ignacio acudió a sus viejos videos personales de cocina, y con un poco más recuperado emocionalmente, se animó a perfeccionar sus grabaciones y comenzar a subirlos a la red de YouTube a manera de hobby.

A principios del 2017 con un poco más de movilidad en su cuerpo y menos molestias, hace amistad con la YouTuber Ana Araujo de PASTELES LA MORELIANA, quien lo instruye en sus inicios a cómo usar la plataforma YouTube para monetizar.

Cuenta Ignacio que en ese momento creyó que ahí en la palma de su mano, en su celular tenía la herramienta para reinventarse y sentirse útil, a la vez lo que sería su terapia para atacar la depresión que lo invadía.

El éxito de Cocina De Ignacio fue inesperado, en abril del 2019 YouTube le estaría enviando su insignia oficial como YouTuber al alcanzar sus primeros 100,000 seguidores.

Actualmente subir videos a la plataforma ya no es un hobby o terapia para Nacho, YouTube ahora es su nuevo empleo desde casa. La receta del éxito del canal es que en cada video que Nacho produce y edita, logra combinar sus talentos como cocinero, comunicador y fotógrafo.

Ignacio en su canal rara vez comparte su historia con sus suscriptores porque entiende que debe entretenerlos e inspirarlos a cocinar, pero quienes lo conocen saben que es un vivo ejemplo de superación y perseverancia aún cuando se cree que todo está perdido.

YouTube quizá le siga premiando su éxito con insignias y monetariamente, pero Nacho sin duda se merece un premio como ejemplo de resiliencia.