Adiós a los “chanclazos” en Sinaloa; prohíbe Congreso pegarle a hijos

* La llamada "Ley anti-chancla" sancionará a madres y padres que apliquen castigo corporal, así como cualquier tipo de violencia

Se aprobó manera unánime la “Ley anti-chancla” en Sinaloa, con el propósito de que los niños, niñas y adolescentes ya no sean castigados corporalmente por sus padres.

Asegura el Congreso del Estado que la violencia familiar no justifica algún caso de formación educativa, por ello se estableció en la fracción VIII del artículo 83:

“Abstenerse de cualquier atentado contra su integridad física, psicológica o actos que menoscaben su desarrollo integral; así como de ejercer cualquier tipo de violencia en su contra, en particular castigo corporal. El ejercicio de su patria potestad, tutela o guarda y custodia no podrá ser justificación para incumplir la obligación prevista en la presente fracción”.

A esta iniciativa se le llamó “Ley anti-chancla”, en alusión al castigo que según el imaginario colectivo emplean las madres de familia a sus hijos: les arrojan una chancla para golpearlos en caso de desobediencia.