Librarían orden de captura contra “El Toro” y ex tesorera por 50 millones no entregados a la UAN

* El mandamiento judicial habría sido librado en abril reciente; un Juzgado de Distrito negó la protección a la ex tesorera municipal.

El Juzgado Primero Penal de Tepic del sistema tradicional –no de juicios orales- habría girado orden de aprehensión en contra del ex presidente municipal de Tepic Héctor -“El Toro”- González Curiel y la ex tesorera Marcia Ivette Bernal Mendoza, por el delito de peculado de poco más de 52 millones de pesos.

Se señala lo anterior puesto que el Juzgado Primero de Distrito de Amparo Penal negó a Bernal Mendoza la protección de la justicia federal, al considerar que sí hay indicios de su probable responsabilidad.

El juicio de amparo 600/2019 fue resuelto por Óscar Javier Mendoza, juez Primero de Distrito con oficinas en Tepic. La orden de captura en contra de Marcia Ivette habría sido girada en el reciente mes de abril.

Se trata de más de 52 millones de pesos, de los cuales, 50 millones 96 mil 94 pesos corresponden al impuesto del 12% destinado a la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN); 37 mil 400 pesos por “retenciones a los trabajadores apoyados por el programa Vivienda Digna”, así como un millón 947 mil 626 pesos por “retenciones a trabajadores de la dirección de Catastro Municipal del fondo de pensiones y de cuotas del ISSSTE.”

González Curiel ocupó la alcaldía de Tepic entre septiembre del 2011 y septiembre del 2014, mientras que Bernal Mendoza fue tesorera.

Si bien Marcia Ivette presentó el juicio de amparo en lo individual, lo ahí resuelto no deja dudas del involucramiento de su ex jefe. Así se explica en unas líneas:

“…se advierte que la quejosa y otro estaban encargados de un servicio público municipal y para usos propios o ajenos, distrajeron de su objeto dinero, valores pertenecientes al Fondo de Pensiones para los Trabajadores del Estado de Nayarit, ISSSTE (…) y estos habían sido recibidos en razón de su cargo para su administración, sin que hayan aclarado el destino final que se les dio.”

Y continúa:

“Por consiguiente, es evidente que hasta el momento procesal en estudio aparece acreditado a título probable, que la ahora peticionaria de amparo participó de manera personal y directa en tales hechos, por lo que hasta este momento, está probada la conducta ilícita, así como su probable responsabilidad.”

“En suma de todo lo anterior, al no existir alguna de las causas excluyentes de incriminación y de inimputabilidad a favor de la inculpada (…), quien esto resuelve considera que dichos medios de convicción resultan suficientes para tener por acreditada la probable responsabilidad de la aquí quejosa en el delito de peculado (…), lo procedente es negar la protección constitucional que solicita…”

Héctor González Curiel y Marcia Ivette Bernal Mendoza fueron denunciados ante la Fiscalía General del Estado (FGE) en febrero del 2015, producto de una investigación de la entonces nueva administración municipal que encabezó Leopoldo –Polo- Domínguez González.

Los imputados habrían negado el mal uso de  recursos públicos, justificando que fueron destinados al pago de obligaciones inmediatas.

En el 2017, unas semanas antes de que concluyera el gobierno de Roberto Sandoval Castañeda, la Fiscalía General resolvió el no ejercicio de la acción penal, favoreciendo a González Curiel y a Bernal Mendoza, sin embargo el Ayuntamiento de Tepic se inconformó, por lo que el asunto fue remitido para su estudio a un Juzgado Penal. Ahora se confirma que no prosperó el intento de encubrimiento tramado en la época de Sandoval Castañeda.

Un punto que conviene señalar es que si la FGE solicitó la orden de aprehensión por no entregarse el impuesto destinado a la Universidad Autónoma de Nayarit, bastaría que se presenten denuncias contra presidentes municipales y tesoreros que incurren en la misma práctica, para que se proceda de igual forma.

El presente caso debería sentar precedente, una advertencia a otros funcionarios para que el impuesto sea remitido de inmediato a la UAN.

La negativa del amparo a Marcia Ivette no está firme y podría presentarse un recurso de revisión ante un Tribunal Colegiado. Por lo pronto, la orden de aprehensión está vigente.

 

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com