Millones de usuarios quedaron expuestos por aplicación en Facebook

Un filtro que genera una simulación de envejecimiento, recopila información sensible

Se reveló que la aplicación faceApp de Facebook en el que una foto del usuario puede ser pasado por un filtro que semeja cómo se verían cuando sean ancianos y viceversa, resultó que es un problema de privacidad ya que no cuenta con las reglas claras sobre el uso final de los datos del usuario.

Para colmo, la aplicación se difundió por diversas redes, principalmente Facebook e Instagram, en la que los usuarios se tomaban fotos y las hacían pasar por el filtro y luego las publicaban, permitiendo con ello a la aplicación recolectar datos del usuario, que incluyen fotos y videos, comportamientos y demás para ofrecer publicidad personalizada.

Sin embargo, las mismas políticas de privacidad de esta aplicación, señalan que la información recopilada puede ser vendida o transferida a terceros en otros países en donde las restricciones al uso de datos son menos rígidas que en Estados Unidos, y quedan así los usuarios expuestos a programas, incluso, de reconocimiento facial en poder de quién sabe quien.

En síntesis, la aplicación faceApp, recolecta más información de la necesaria y debido a su ambigua política de manejo de datos, la información personal de los usuarios pudiera, en teoría, terminar en manos del estado islámico, Isis o incluso el SAT.