Pega “secuestro virtual” en Tepic; alertan no contestar llamadas de números desconocidos

* Se hace creer a la víctima que es vigilada por sujetos armados, aterrorizándola, mientras que a sus familiares se les exige dinero por la supuesta liberación.

Grupos de delincuentes que operarían desde estados del norte del país, han aumentado el acecho mediante llamadas por teléfono, aterrando a sus víctimas, haciéndoles creer que son vigiladas por sujetos armados y obligándolas a autoaislarse, lo que es conocido como “secuestro virtual”, porque la privación de la libertad es inexistente.

En los últimos días, la Fiscalía General del Estado (FGE) conoció reportes de supuestos secuestros en Tepic que, en realidad, resultaron virtuales.

La importancia de la divulgación de estos casos es  evitar que otras personas sean enganchadas, recomendándose no atender llamadas de números desconocidos y hacer correr la voz entre familiares y amigos, especialmente menores de edad.

Según datos recogidos, generalmente los delincuentes realizan llamadas al azar y a quienes contestan se les dice que tienen a un familiar  secuestrado o que desde su celular se han realizado denuncias contra narcotraficantes, por lo que han decidido cobrar venganza.

En esa primera llamada suele haber amenazas extremas, maltratadas, o escucharse gritos del supuesto familiar, y es que lo importante es infundir terror. Conseguido lo anterior y repitiendo a la víctima que está siendo vigilada, se le exige introducirse a algún hotel, apartándola de su familia.

Un aspecto relevante es que, conseguido el dominio de la persona, los delincuentes logran que sea ingresado un código en su celular, lo que les permite hacer llamadas vía Whatsapp a través del mismo número de la víctima, desde otro lugar.

En casos registrados en Tepic, el Whatsapp de los afectados fue maniobrado desde el norte del país. Sin embargo, es obvio que cualquier persona creerá que el familiar está en manos del delincuente, puesto que se utiliza su propio número para exigir el rescate.

La inmensa mayoría de las personas desconoce tal posibilidad de Whatsapp.

Una vez que se tiene un reporte, a la Fiscalía General del Estado le bastan unos minutos para conocer el origen de esas llamadas, confirmando el secuestro virtual, por lo que inicia la búsqueda en hoteles y centros comerciales. O incluso por carreteras.

Ha habido ocasiones que la persona que sufre secuestro virtual es encontrada varios días después, y generalmente creen que estuvieron en plagio real.

Las autoridades insisten que deben ignorarse  llamadas de números desconocidos, pero si llega a tenerse comunicación con estos delincuentes por Whatsapp y utilizan el número de un familiar, se tratará de un secuestro virtual, por lo que debe iniciarse la búsqueda, omitiendo realizar depósitos o transferencias de dinero.

 

Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com