Niña queda medio ciega por uso constante del celular

De apenas dos años, los padres le dieron el aparato para entretenerla y ahora no ve

De acuerdo a la publicación del DailyMail, una niña de origen Chino de apenas dos años de edad, casi ha perdido por completo la vista después de jugar a diario durante un año con un teléfono celular que sus padres le entregaron para entretenerla.

Cuando la niña comenzó a lanzar miradas extrañas y torcer los ojitos, los padres la llevaron al médico para descubrir que la pequeña había quedado parcialmente ciega, con daño irreversible a sus retinas y progresivo, es decir, empeoraría antes que mejorar.

Según el diagnóstico, la niña sufrió daño a sus órganos visuales por la prolongada exposición a la pantalla electrónica del celular.

La misma Organización Mundial de la Salud, ha establecido que los bebés menores de un año, no deben estar expuestos, bajo ningún motivo, a las pantallas electrónicas.

Niños de entre dos y cuatro años no deben pasar más de una hora al día ante los dispositivos, pues se ha comprobado que el aumento en las tasas de miopía en menores está altamente relacionado con el uso prolongado a este tipo de dispositivos.