El mando policiaco investigado por el caso Norberto

*Una llamada al 911 alertó el miércoles 5 sobre un Toyota Yaris con placas L84-AGM que obstruía la circulación sobre Avenida Arenal.

Un mando de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) es el primero que ya está identificado y bajo investigación de la Procuraduría capitalina por entorpecer las indagatorias por el secuestro y homicidio del estudiante Norberto Ronquillo.

Se trata del jefe de patrullas del Sector Hospitales, apellidado Cevallos y con indicativo Hospitales Delta 1, quien no resguardó el Yaris blanco de Norberto, abandonado horas después del rapto en la colonia Arenal Tepepan, en Tlalpan.

Conforme a lo establecido en el expediente CI-FCIH/UI-1C/D/00100/06-2019, una llamada al 911 alertó el miércoles 5 sobre un Toyota Yaris con placas L84-AGM que obstruía la circulación sobre Avenida Arenal.

Tenía las intermitentes puestas y a un costado, sobre la banqueta, estaban tiradas las llaves.

Dos oficiales del Sector Hospitales fueron avisados vía radio alrededor de las 1:10 horas.

Por la forma en que habían dejado el coche, sospecharon que estaba relacionado con un ilícito, avisaron a su mando y se abstuvieron de pedir una grúa.

Minutos después, el primo de Norberto pasó por la avenida a bordo de una camioneta. Al ver el automóvil de Norberto detuvo su marcha y se acercó a los policías.

“Es el carro de mi primo”, exclamó. Le comentó a los uniformados que vivía por allí, y que horas antes había sido secuestrado.

Apenas vio las llaves tiradas y una mancha de sangre explotó en llanto y rabia.

Posteriormente, llegó el comandante Cevallos, a bordo de la patrulla MX-710S1. Fue enterado de la situación pero ordenó a sus subordinados retirarse.

Al no haber aún denuncia del secuestro, permitió que el Yaris fuera llevado a casa de los tíos de Noberto, con lo cual se perdieron evidencias como huellas dactilares, el rastro hemático y cabellos de los sospechosos.

Una hora y media más tarde, consta en el expediente, se activaron los protocolos se secuestro en la Procuraduría y con ellos las órdenes de resguardo de evidencias y la petición de videos al C5.

Norberto había sido plagiado entre las 21:45 y 22 horas del martes 4 de este mes. Pese a que su familia pagó medio millón de pesos por su liberación, la noche del domingo fue encontrado sin vida en un paraje boscoso de la alcaldía de Xochimilco.

En conferencia, la Procuradora, Ernestina Godoy, admitió que hay policías bajo indagatoria por no resguardar una de las principales evidencias: el coche de Norberto.

“Todos estarán sujetados a investigación. Vamos a tratar de que no haya impunidad”, adelantó. Dijo además que el Estudiante de la Universidad del Pedregal pudo ser asesinado inclusive horas después de su secuestro.

En la Fuerza Antisecuestros (FAS) sostienen que los responsables podrían haber utilizado a una persona o familiar cercano a la víctima para consumar el rapto y que por eso mismo decidieron privarlo de la vida.

 

Checa el artículo completo aquí