Sacrifican a perrita sana para sepultarla junto a su dueña fallecida

• Personal de un refugio de animales peleó durante varias semanas para evitar que mataran al animal, sin embargo, la familia de la difunda finalmente se impuso para cumplir con su voluntad.

Imagen ilustrativa de una perra de la raza Shih Tzu, la misma a la que pertenecía Emma.

Una perrita llamada Emma, tuvo que ser sacrificada pese a estar sana para que la incineraran y sepultaran junto a los restos de su dueña fallecida durante marzo en Virginia, Estados Unidos.

Reportes de prensa indican que la mujer, pidió en sus últimas voluntades que su mascota de la raza Shih Tzu, la acompañara en su ataúd.

Durante varias semanas, la perra fue defendida por trabajadores de un refugio animal, que se oponían a que se le quitase la vida, y pugnaban porque Emma viviera y fuera adoptada por una nueva familia.

El albacea del testamento y la familia de la dueña, finalmente ganaron la batalla y a Emma se le aplicó una inyección letal.

La decisión de los familiares ha causado polémica entre defensores de animales, quienes critican que en Virginia no sea ilegal practicar la eutanasia a animales sanos.