Conceden libertad al perito Raúl Delgadillo por cambio de medidas cautelares

* Delgadillo dejó la sala en lágrimas, en tanto que sus familiares se abrazaban; deberá presentarse a firma cada semana mientras dura el juicio, prohibiéndosele salir del estado.

El juez de control Armando Elías Martínez resolvió un cambio de medidas cautelares en la causa penal que se sigue al perito Raúl Delgadillo Topete, por lo que en lugar de prisión preventiva se decidió su libertad.

Armando Elías anunció al imputado que se le prohíbe salir de Nayarit, no deberá acercarse al domicilio ni al lugar de reclusión de la ex directora de Tránsito del Estado Patricia Marisela Betancourt Zepeda, tampoco donde radican los testigos del presente caso, además de que deberá presentarse a firma cada semana.

La decisión del juez se conoció después de las dos de la tarde de este lunes, una vez que la defensa pública presentó argumentos a favor del cambio de medidas, sin embargo la Fiscalía General del Estado (FGE) se opuso, insistiendo que debía prevalecer la prisión preventiva.

Cabe precisar que ello no frena la continuación de la causa 634/2019 por los probables delitos de extorsión y el cometido contra servidores públicos,  en agravio precisamente de la ex directora de Tránsito, que a su vez enfrenta imputación por encubrimiento de homicidio.

Tras revelarse el cambio de medidas cautelares, no sólo el imputado se mostró emocionado, sino que, apenas concluía la audiencia y cuando un policía pedía al público asistente el abandono de la sala, sus familiares se abrazaron entre sí, en una imagen pocas veces vista.

Delgadillo salió de la sala en lágrimas, situación que también impactó en su defensor. Se cree que antes de la medianoche recuperaría la libertad.

Aprehendido a principios del mes de abril, un dato revelado en la sala 5 es que el perito sufrió actos de tortura por parte de reos de la prisión estatal, lo que motivó la presentación de un amparo y, por separado, una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Se dijo que un actuario del Juzgado Cuarto de Distrito verificó personalmente, una hora antes de la medianoche del pasado 12 de abril, que el imputado presentaba lesiones en el estómago, pecho, cuello, la cara, una oreja. Por un lado, el defensor público indicó que a Delgadillo se le exigía la clave en su celular –que no tiene, porque está asegurado por la Fiscalía-, mientras que en la CEDH señaló que los reos le pedían 10 mil pesos.

Se deduce que a raíz del amparo y la queja, la dirección del penal decidió cambiar su lugar de reclusión.

Un aspecto debatido por las partes versó sobre si Delgadillo tendría capacidad para entorpecer la investigación, considerando que hasta su detención laboraba en la Fiscalía General. Aquí, el defensor precisó que el trabajo del imputado es de base, mientras que como perito realiza dictámenes particulares. En la Fiscalía, oficialmente está suspendido y sin goce de sueldo.

Contrario a la postura de la defensa pública, que señaló que la esposa del imputado trabaja, la agencia del Ministerio Público argumentó que sí hay un riesgo de sustracción puesto que no tiene una fuente de ingreso segura. Incluso, adelantó que de ser encontrado culpable podría solicitarse su inhabilitación como perito.

La representación de la Fiscalía se mostró en desacuerdo con una nueva valorización psicológica a Betancourt, considerando que sería revictimizada, mientras que, previamente, el defensor advirtió que se pretendía aportar la valorización, pero la ex directora se negó a ello.

En sus argumentos para impedir el cambio de medidas cautelares, la agencia ministerial recordó que Delgadillo podría tener audio y videos relacionados con la investigación que se realiza.

Para el juez Armando Elías Martínez, cobró importancia el acreditarse que Delgadillo o su esposa no han pretendido acercarse a Betancourt en su lugar de reclusión; añadiendo, además, que un nuevo dictamen psicológico no significaría un riesgo de revictimización.

Dictado el fallo, un asesor de Betancourt solicitó que entre las medidas cautelares se incluyera que Delgadillo no tenga acceso a medios de comunicación, en referencia a una página de redes sociales que el imputado maneja.

La defensa no tuvo inconveniente en ello.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com