A partir de hoy, el kilo dejará de pesar un kilo

A partir de este lunes 20 de mayo, el kilogramo, tal y como lo conocemos, dejó de existir, esto fue anunciado desde noviembre del 2018, en la 26ª reunión de la Conferencia General de Pesos y Medidas.  

El longevo kilogramo con 130 años de existencia pasó a mejor vida, por decreto de la comunidad científica, y a partir de hoy, la unidad de medida será el Planck´s. 

El objetivo de este cambio es definir a estas unidades en relación a constantes fundamentales y no arbitrarias como ha sido hasta ahora. 

Aunque estos cambios no afectarán a la gente común y corriente como nosotros y nos nos hará adelgazar ni un gramo,  son de gran importancia para las investigaciones científicas que requieren un elevado nivel de precisión en sus cálculos.

¿Por que este cambio?

 Actualmente esta unidad de medida está definida en función de un objeto: un kilogramo equivale a la masa que tiene un cilindro de 4 centímetros de platino iridio fabricado en Londres que se conserva en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas (BIPM según sus siglas en inglés), guardado desde 1889 en una caja de seguridad en Francia.

Pero este kilo original ha perdido en un siglo 50 microgramos.

Esto se debe a que los objetos pueden fácilmente perder átomos o absorber moléculas del aire, por eso usar uno para definir una unidad del SI es complicado.

Como todas las balanzas del mundo se gradúan en función de este kilo original, cuando calculan el peso lo hace de forma incorrecta.

En la vida cotidiana estas diferencias mínimas no tienen ninguna importancia, pero en cálculos científicos que requieren precisión extrema sí.