Encuentran los restos de una mujer fusilada, con la sonaja de su hijo

La sonaja de su hijo la acompañó hasta su tumba

Durante las excavaciones en el parque de la Carcavilla en Palencia España para desenterrar restos humanos de una fosa común, víctimas de la guerra civil en los años 30, los paleontólogos encontrar el esqueleto de una mujer con la sonaja de su hijo, informó el diario El País

Se trata de los restos de Catalina Muñoz Arranz, quien fue fusilada y sepultada sin ataúd en 1936.

Destaca la sonaja de vivos colores a un lado de ella, que era propiedad de su hijo, en aquel entonces de solo 9 meses de edad, en la actualidad de 83 años y dice no recordar a su madre.

Según archivos militares españoles, Catalina fue acusada de rebelión militar y sentenciada a la pena máxima, murió el 22 de Septiembre a las cinco y media de la mañana por heridas de artillería en el cráneo y el pecho.

Los hijos de la desafortunada mujer, piden les sea entregado los restos junto con la sonaja para darle un lugar más adecuado.