VÍDEO: Robot luchó desde el interior contra el fuego en Notre Dame

Durante los trabajos para sofocar el gran incendio registrado en la catedral de Notre Dame, los bomberos tuvieron un gran aliado, el robot “Colossus”.

El cuerpo de rescate intervino mientras se quemaba el techo, especialmente para salvar las obras, antes de que cayera la aguja. Cuando el riesgo se hizo demasiado grande, enviaron este robot de 500 kilogramos, conectado a la manguera de incendios.

Su potente cañón de agua le permite hacer chorros directos o en forma de cono. De 1,60 metros de largo, montado sobre orugas, puede subir escaleras, remolcar hasta dos toneladas y permanecer solo durante 8 horas.

“Colossus” tiene tanta precisión en su desempeño, que permitió que los muros de cantera no resultaran afectados por el agua.

Aquí la evidencia de su trabajo: