Jefe de vigilancia de UAN se declara culpable por omisión en incendio; acepta condena de 5 años

Armando Santana no participó en el incendio, pero debió designar a un guardia en el Edificio Administrativo por la ausencia del elemento adscrito.

Tepic.- Armando Santana, quien fungía como jefe de vigilancia cuando fue incendiado el Edificio Administrativo de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) la madrugada del 19 de febrero del 2017, se declaró culpable por el delito de daño en propiedad ajena agravado por incendio en archivo público, escuela y/o edificio público, por omisión en su calidad de garante.

En esta nota debe quedar claro que a Santana no se le achaca que haya participado en el siniestro, sino que esa noche, al ser responsable de la seguridad en las instalaciones universitarias, debió designar un guardia al Edificio Administrativo cuando supo que no se presentó a trabajar el elemento que vigilaba ese lugar.

Este jueves 14, el ex jefe de vigilancia se sometió a un procedimiento abreviado a través del número de causa penal 927/2018, aceptando la condena de cinco años propuesta por la Fiscalía General del Estado (FGE). La penalidad, al no superar los cinco años, le permite acogerse a la conmutación; es decir, pagar una suma de dinero a cambio de recuperar la libertad.

La audiencia de procedimiento abreviado se realizó ante la jueza Sandra Sánchez Covarrubias, que verificó, con preguntas a Santana, que estuviera debidamente informado de lo que ello significa, al aceptar la responsabilidad y renunciar a un juicio.

Tras ser aprehendido en agosto del 2018, Santana rindió declaración judicial, recordando que aquella noche enfrentó un problema porque varios vigilantes faltaron al trabajo.

Se supo entonces que tres inmuebles tienen prioridad de seguridad: la Rectoría, el Edificio Administrativo, y Cómplex, y en razón de ello la Fiscalía le reclamó una omisión.

Por este caso, hay otros individuos vinculados a proceso, entre ellos el vigilante asignado al Edificio Administrativo –que albergaba a la Secretaría de Finanzas y a la de Docencia- que faltó a trabajar aquel 18 de febrero.

La tesis de la FGE es que la ausencia de varios vigilantes no fue circunstancial, sino para facilitar el incendio.

A la audiencia de procedimiento abreviado asistieron abogados de la UAN, que estuvieron conformes con la condena impuesta a Santana.

 

 Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com